Asociación Castellana y Leonesa

de Neuropsicología

Últimas noticias

Neuronas jóvenes y funcionalmente sanas pueden reparar circuitos cerebrales dañados

 

El descubrimiento permitirá nuevos enfoques terapéuticos para enfermedades como el autismo, epilepsia, esclerosis lateral amiotrófica Parkinson y enfermedad de Huntington.

 

Investigadores de la Universidad de Harvard, el Hospital General de Massachusetts, el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela Médica de Harvard, han llevado a cabo trasplantes de neuronas embrionarias en una fase selecta de su desarrollo en el hipotálamo de modelos experimentales incapaces de responder a la leptina, hormona que regula el metabolismo y el control del peso corporal. Estos sujetos modificados geneticamente suelen ser obesos mórbidos, pero el trasplante de neuronas reparó los circuitos cerebrales defectuosos, permitiendoles responder a la leptina y ganar mucho menos peso. Los resultados de la investigación aparecen en la revista Science.

La reparación a el nivel celular del hipotálamo, que regula fenómenos como el hambre, el metabolismo, la temperatura corporal y comportamientos básicos, como el sexo y la agresividad, indica la posibilidad de desarrollar nuevos tratamientos para enfermedades de mayor nivel como la lesión de médula espinal, el autismo, la epilepsia, enfermedad de Lou Gehrig, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Huntington.

Sólo hay dos áreas del cerebro conocidas que se someten normalmente a neurogénesis, al reemplazo neuronal durante la edad adulta a nivel celular, el bulbo olfativo y la subregión del hipocampo circunvolución dentada, explica Jeffrey Macklis, profesor de Biología Regenerativa en Harvard, quien señala que las neuronas que se añaden durante la edad adulta en ambas regiones son generalmente pequeñas, y se cree que actúan como los controles de volumen de la señalización específica. En este nuevo estudio se han reconectado circuitos cerebrales dañados que no experimentan naturalmente la neurogénesis, y se ha coneguido restaurar su función normal.

Para trasplantar las células exactamente en la región correcta y microscópica del hipotálamo, los científicos utilizaron una técnica llamada microscopía de alta resolución por ultrasonidos. Las neuronas sobrevivieron al proceso de trasplante y se desarrollaron estructural, molecular y electrofisiológicamente; además estas nuevas neuronas se integraron funcionalmente en los circuitos, respondiendo a insulina, la leptina, y la glucosa.

Según los investigadores, el hallazgo de que estas células embrionarias sean tan eficientes a la hora de integrarse en los circuitos neuronales nativos, arroja esperanza sobre la posibilidad de aplicar técnicas similares para tratar otras enfermedades neurológicas y psiquiátricas.

 

 

Fuente: El Médico Interactivo / E.P.